¿Se leería tu CV un recruiter?

SE-LEEN-TU-CV

“El aburrimiento es la sensación de que todo es una pérdida de tiempo”, Thomas Szasz

Sí, porque le pagan para que lo haga, pero probablemente todo se quede en un vistazo rápido. Tener esa capacidad para confeccionar un curriculum que invite a la lectura es fundamental, pero como todo, la virtud está en el término medio. No quieres ser un soso, pero tampoco quieres pasarte de guay. Eso sí que es una cagada.

Dicho esto, volvamos a las aulas durante un momento. En clase de diseño periodístico la lección más importante es invitar a la lectura, no desviar el protagonismo. Si el lector piensa que es muy bonito pero no lo lee, habrás fracasado.

Lo que quieres, al menos en esta primera ronda, es no fastidiarla

Lo que quieres, al menos en esta primera ronda, es no fastidiarla

En este sentido queremos darte las claves de un CV catchy, ese PDF que tiene un 120% de éxito en las lecturas (o sea, que algunos reclutadores se lo leen un par de veces).

  • El nombre en grande, que no pierda el tiempo buscándote en un mar de letras.
  • Pon foto y que mole (molar es un concepto adaptable a cualquier sector empresarial).
  • Primero la experiencia profesional y luego la formación académica
  • Incluye el típico párrafo de intro personal en la que cuentes un pequeño rollo sobre ti.
  • Da el toque con algún que otro color.

Estas son un poco las claves para esquivar todo lo que sea un ceuve soso. Porque al final lo que quieres, al menos en esta primera ronda, es no fastidiarla y no sorprender por detalles malos. En esta línea será fundamental saber en qué sector te mueves. No es lo mismo el mundo de la publicidad que el de los despachos de abogados. Uno es Comic Sans y el otro es Arial (quizá he exagerado un poco los conceptos, pero sabes a lo que me refiero).

Está chupado estropear tu curriculum casi casi sin quererlo

Toootal. ¿Se leería tu CV un recruiter? Si no es espantoso, sí se lo leerá. Pero no te relajes porque está chupado estropear tu curriculum casi casi sin quererlo:

  • Si usas siempre la misma letra con el mismo tamaño y sin destacarla, tendrás un CV insípido.
  • Si no hay orden en tus palabras, si vas mezclando ideas, tendrás un documento caótico.
  • Si está todo muy colocadito y ordenado pero falta un color, tendrás un currículum soso.
  • Si cambias constantemente de tipografía y no respetas los espacios, tendrás un ceuve sucio.

Trabaja en el documento que vas a entregar y distribuir por las empresas, dedícale tiempo y que se note que al menos has echado horas. Una primera impresión es clave y en esta ocasión quieres transmitir muchas primeras -y buenas- impresiones. Que la falta de esfuerzo no sea una porque si no eres capaz de trabajar en tu propia búsqueda, muy probablemente no te dejes la piel por un negocio ajeno a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *