Que tenga compromiso | Juan Torroba, CEO de beWanted

No es casualidad, en absoluto. A algunos les sorprenderá que todavía se sigan encontrando ofertas de trabajo en las que se exige un grado de compromiso en el candidato. Y no es fortuito.

Y si en ocasiones anteriores he aprovechado esta columna para denunciar que el sistema de la búsqueda de empleo está roto y que la industria ha puesto demasiado interés en la oferta olvidando al candidato, hoy debo reconocer que la falta de compromiso en los jóvenes está siendo notable para todos. Y lo sabemos porque lo vivimos en primera persona en beWanted como empresa y como plataforma de empleo.

Estamos observando una gran falta de interés por parte de los jóvenes, una ausencia total de compromiso que les lleva a cancelar entrevistas a última hora, enviar solicitudes de empleo con faltas de ortografía o ignorar llamadas/mails de la empresa. Como startup que somos conocemos la importancia que tiene el compromiso de las personas y la fe en el proyecto, y como empresa que se dirige a la captación de talento sabemos que el compromiso con la causa (el negocio en este caso) marca la diferencia entre dos candidatos.

Con todo ello, no extraña que algunas de las marcas más potentes del mundo usen su propia identidad (valores, historia, misión…) como anzuelo de talento. Esto se traduce en todas las corrientes que estamos viendo de empresas que buscan followers, embajadores de la marca que por el simple hecho de adorar sus productos o sus servicios van a entregarse al proyecto de manera especial. Se trata de crear historias épicas y no de ganar premios del mundo corporativo, porque al millenial no se le contrata con una oferta de comodidades materiales, sino con una historia potente de la que pueda presumir. La comodidad se ha superado y los intangibles han vuelto.

O somos capaces de contar grandes historias o el talento se seguirá escapando, o peor, se quedará en casa viendo la tele.

Nunca antes en la historia se habían enviado tantos currículums y nunca había sido tan difícil destacar con un simple documento.

Las compañías quieren –como es normal– compromiso, y mientras siga siendo así le tendrán que recordar al candidato que es algo necesario.

Columna de Juan Torroba, CEO de beWanted, publicada en Equipos&Talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *