¿Es bueno ponerse un horario en la búsqueda de trabajo?

HORARIOS-BUSQUEDA-TRABAJO

“Buscar trabajo es como mirar al mar: no sabes cuando acaba”, Julio Wais

 

Empecemos imaginando varios escenarios. Acabas la carrera y, como te pilló el toro, no pudiste dedicarle tiempo a la búsqueda de empleo y ahora estás sin nada. Después de un verano de prácticas llega septiembre u octubre y se han acabado; no tienes nada en el horizonte y toca buscar curro. Tras 6 meses en una beca la empresa no te va a renovar y tú en el fondo sabías que no querías seguir, lo que significa que necesitas un nuevo trabajo. O simplemente te echan de un día a otro porque la has liado parda y te encuentras de repente sin nada que hacer. Bien, son varios escenarios trágicos, así que debemos controlar la situación.

En primer lugar darte cuenta de que sea cual sea la situación en cualquiera de esos escenarios si te quedas tirado en casa nadie vendrá a ficharte misteriosamente. Es una sensación rara porque quizá por primera vez no tengas ninguna meta en el horizonte. Después de 12 años de cole y otros 4, 5 o 6 de carrera por primera vez en tu vida no tienes absolutamente nada que hacer. Ya eres mayorcito y no se trata de que tus padres te obliguen como cuando tenías que hacer los deberes de caligrafía. Debes organizarte bien y gestionar tu tiempo como un buen profesional.

En beWanted sabemos que eso es una -putada- faena y por lo tanto queremos ayudarte. Toma nota:

  • Madrugar será la clave de todo. No hablamos de salir a correr a las 6 de la mañana con los repartidores de periódicos, pero sí que será conveniente mantener el reloj biológico profesional. Despiértate pronto y empieza el día con una buena ducha, un desayuno y algo de lectura de noticias.
  • Segundo: Ponte al día en cuanto a información dentro de tu sector. Nunca sabes por donde van a ir los tiros en una entrevista, así que será fundamental estar a la última. Movimientos de empresas o nuevas tendencias, todo aquello que signifique estar actualizado.
  • Dedícale un tiempo a buscar nuevos contactos. Entra en webs e investiga quién lleva los temas de recursos humanos dentro de cada empresa. Haz un poco de networking virtual y mira qué se cuece en Linkedin. Pide contactos y prepara una buena lista.
  • Envía no más de 3 mails al día. ¿Sólo? Sí, con apenas tres será suficiente, lo que pasa es que deberán ser buenos correos. Personalízalo al destinatario y adecúa el texto a la posición a la que optas. Los recruiters están hasta el moño de ver mails enlatados de copia/pega.
  • Termina la jornada con un poco de seguimiento. Te recomendamos un excel que te ayude a ver qué has hecho en los últimos días. Un diario para tu propia búsqueda de trabajo que te ayude a comunicarte con las empresas.

Si llevas a cabo estos 5 puntos cada día entre semana habrás avanzado bastante. No se trata de pegarte panzadas a trabajar 3 días al mes, sino de aplicar el “gota a gota” para que tarde o temprano aparezca tu oportunidad. ¡Ah! ¡Y por supuesto! Regístrate en beWanted y completa tu perfil, porque muy probablemente sea la empresa la que quiera buscarte a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *