¡Mucha suerte, médicos! MIR 2017

medicos-mir

La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada”, Schopenhauer

Mañana, sábado 28 de enero de 2016, un buen número de jóvenes españoles se enfrentarán a una de las pruebas más importantes de sus vidas: el MIR. Acudiendo a fuentes fiables de las que nos gustan -Wikipedia- vemos que el Médico Interno Residente es el “sistema de formación de especialistas médicos que existe en España desde el año 1978. Bajo el sistema de un contrato de prácticas especial de formación posgraduada universitaria”. Pero hoy queremos hablar de ese popular examen al que se enfrenta mañana la cantera del futuro de la medicina española.

La prueba cuenta con 225 preguntas. ¿Tantas? Tranquilo, es tipo test. Cada una de ellas consta de cuatro posibles respuestas (hasta 2015 eran cinco) de las que sólo una es la buena. Además existen 10 preguntas extra por si hubiera problemas de formulación o errata; o sea, 235 en total. Aunque no hay un temario oficial definido (pueden preguntar sobre cualquier aspecto relacionado con la Medicina) se documenta de aquellos temas que normalmente aparecen en los manuales utilizados en las Facultades de Medicina. Claro, es que 235 preguntas dan para mucho, por eso el examen dura 5 horas. Los centros donde se celebra son sedes nombradas por el Ministerio de Sanidad.

¿Y qué nota se puede sacar? ¿El aprobado consiste en superar las 113 preguntas? La gracia de todo esto La nota obtenida en el examen representa un 90% de la calificación final (antes era el 75%) para competir por la plaza, a lo que se suma el 10% correspondiente al expediente académico.Literalmente te tiras 6 años chapando como un campeón para que la nota de la uni apenas tenga repercusión. Sin embargo el truco está en que si tu centro universitario te ha formado bien y tú has echado horas y horas de estudio  el examen te saldrá bien. Una vez que se saca la nota media del MIR y de la carrera se ordenan los resultados y se eligen las plazas ofertadas para cursar una especialidad.

A ver es un examen bastante complicado. No por la prueba en sí, que también (y muy también), sino porque supone cerrar una etapa de 6 años, acabar con 8 meses de estudio muy intenso, simulacros y más simulacros, cafés y más cafés. El problema reside en que si no obtienes una buena nota media y no consigues sacar la plaza en la especialidad que te gustaba deberás repeMIR otra vez todo el proceso de un año entero. Y ni consiguiendo la especialidad de tus sueños está garantizada la máxima felicidad. Hay casos de personas que se han equivocado a la hora de elegir y se han vuelto a presentar al año siguiente para ir a otra especialidad..

Vamos, que es very difficult todo esto. Desde beWanted le deseamos mucha suerte a todas aquellas personas que mañana se examinan. ¡Ya queda menos chicos! Digo, para la fiesta que os vais a pegar… 😉

Post scríptum: ¿sabías que mañana también se celebran los exámenes de BIR, EIR, FIR y PIR?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *