¿Mantener el dress code en la oficina?

DRESS-CODE

“Las modas pasan. Sólo el estilo permanece”, Coco Chanel

¿Qué es un dress code? No, no es eso. Tampoco, aquello, y ni de broma esto que me acabas de comentar. Sin embargo, es todo a la vez porque existen a lo largo de la red de oficinas muchísimos códigos de vestimenta que varían según roles, industrias y días a la semana. Entremos en materia

Un dress code, al fin y al cabo, es una imagen que se quiere proyectar. Por ese motivo cabe destacar que una misma empresa puede querer transmitir muchísimas imágenes a la vez, todas ellas compartiendo una misma identidad, claro está. Y a la pregunta sobre mantener el dress code, nuestra respuesta es un rotundo “sí” pero interpretando el dress code por momentos.

Debes pensar en la imagen que transmites de tu empresa

Un aspecto que influye mucho es la relación que se vaya a mantener con agentes externos de la empresa: clientes, proveedores, cargos públicos… Lo que debes buscar con tu ropa es transmitir la imagen de tu empresa. ¿Quieres ser considerado una empresa fresca y joven? Usa camiseta. ¿Te interesa dar una imagen más formal? Ponte una camisa. ¿Hablas con inversores y buscas dar una impresión mucho más seria? Toca corbata. Estos ejemplos no son teóricos, sino reales. En beWanted, según el medio al que nos hemos dirigido, hemos presentado una imagen u otra. Hace poco Julio, nuestro responsable de Comunicación, fue a la tele a hablar en NonStopPeople de nuestro cambio de paradigma, y lo hizo con camiseta. Cuando salimos en la revista Forbes, los jefes se pusieron camisa y jersey, algo más formales. Por último, cuando aparecimos en la web El Referente (un medio dirigido a startups cuyo lector medio es un inversor) nuestros socios usaron corbata, eso sí, manteniendo el tono de beWanted con una sonrisa enorme 🙂

El dress code da identidad a la empresa

El dress code hay que mantenerlo ya que éste da identidad a la empresa. No es lo mismo una agencia de publicidad llena de zapatillas y gafas de pasta, que un despacho de abogados con mocasines y pañuelo en el bolsillo de la chaqueta. Como tampoco se puede comparar la redacción de una revista de moda con todas las chicas súper monas con la flota de una empresa de seguridad. En algunas compañías hay uniformes y en otras códigos que se respetan. Insistimos, todo para dar identidad.

Entonces, tú querido junior, ¿qué debes hacer exactamente? Pues mira, muy sencillo: la primera es preguntar con naturalidad cómo se espera que vistas en tu día a día. La segunda es observar y no llamar la atención. No se trata de que te plantes en smoking en el despacho del director ni que tampoco vayas con la cara sin lavar al curro (sí, también es importante ir peinado y sin legañas).

Adáptate a la empresa y siéntete cómodo con la ropa que lleves. Quien sabe si finalmente habrá casual o formal fridays, según cuál sea vuestro rollito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *