Los 5 puntos clave para preparar una entrevista de trabajo

La semana que viene tienes una entrevista de trabajo y no sabes a que te enfrentarás. Que no cunda el pánico, sólo necesitas algo de tiempo para prepararte y mostrarte tal como eres.

 

Te presentamos 5 puntos clave que debes tener en cuenta para preparar bien una entrevista de trabajo:

 

1- Hoy en día tienes acceso a muchísima información. Aprovéchalo y conoce todo lo que puedas sobre la empresa. A todos los entrevistadores les gusta ver que tienes interés en su compañía

 

Con sólo buscar a través de internet podrás encontrar una gran cantidad de información sobre la empresa que te convoca a la entrevista, a que se dedican, cuáles son sus valores, las últimas noticias que han publicado, etc. Pero no te quedes ahí, ¿sabes a quién vas ver?, ¿cuál es su puesto y responsabilidades? Tener toda la información te dará más seguridad y lo notarás en la entrevista.

 

2- Háblame de ti mismo: ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Y los débiles?

 

Son las preguntas más fáciles de preparar ya que casi siempre son las mismas. No caigas en el error de fingir que tienes que pensar durante 30 segundos estas respuestas para después contestar que, como punto de mejora, destacarías que “eres demasiado perfeccionista” ya que no es un buen comienzo. Todos tenemos puntos de mejora así que piensa cuáles son los tuyos y lleva la respuesta preparada.

 

Aquí os dejamos algunos ejemplos de las preguntas más frecuentes que suelen hacerse y que conviene preparar antes:

 

– Háblame de ti mismo

– ¿Cuáles son tus puntos fuertes?, ¿y los débiles?

– Describe una situación problemática de tu vida que resolvieras con éxito

– ¿Qué te diferencia del resto de candidatos?

– ¿Si yo fuera el candidato y tú el encargado de la selección, qué cualidades te gustaría ver en mí?

– ¿Te gusta el trabajo en equipo?

– ¿Qué has aprendido de tus errores?

– ¿Cuál ha sido la decisión más importante que has tomado hasta el momento?

– Si le preguntara a tu mejor amigo que te describa, ¿que diría?

 

3- Piensa siempre en positivo

 

Es una entrevista de trabajo, no un examen. Es importante tener claro que el entrevistador busca el candidato adecuado para un puesto de trabajo, no un candidato perfecto (este no existe). La entrevista debe de ser bidireccional así que pregunta tú también sobre el puesto qué ofrecen y todo lo que te interese saber de la compañía.

 

Un objetivo que tienes que tener siempre en mente es el de saber si el puesto de trabajo que te ofrecen será bueno para ti. Por eso conviene que prepares antes las preguntas que te ayuden a saberlo!.

 

4-  Sólo tienes una oportunidad para causar buena impresión así que aprovéchala

 

Existen muchos estudios que hablan de la importancia de crear una buena impresión, no es fácil. Pero sí podemos trabajar en que desde luego no sea mala. Para ello te dejamos algunos consejos, que aunque puedan parecer obvios, a menudo los olvidamos:

 

– Saluda con un “Buenos días/tardes”. Empezar con un “Qué tal te puede llevar a unbucle infernal… qué tal? Bien y tú? Bien! y tú qué tal?…

– Una sonrisa ayuda mucho. Un apretón de manos firme, mirando a los ojos y sonriendo.

– Cuida tu apariencia. Es mejor pasarse de formal que de informal. Ya hemos hablado de que deberíamos conocer el tipo de empresa al que vamos, así que vístete según ese criterio.

– Es mejor llegar 5 minutos antes que 5 minutos tarde. Llegar con tiempo te ayudará a no empezar la entrevista acelerado o nervioso.

 

5- Las fases de una entrevista

 

Casi todas las entrevistas siguen un mismo patrón o estructura.

 

a)    Presentación: El entrevistador te hará una breve introducción sobre la compañía, el departamento o el puesto para el que están trabajando en la selección. Es importante que tu también lleves preparada una pequeña presentación, de 1 o 2 minutos, de quién eres y porque estás allí.

b)    Desarrollo: En esta parte es donde debes demostrar que eres el candidato adecuado para la posición. Cuanto más preparado vayas mejor lo harás. Recuerda lo importante que es para ti entender qué vas a hacer en esa posición. Aprovecha esta fase, haz preguntas y escucha.

c)    Cierre: En esta fase tiene que tener claras dos cosas: es el momento de hacer una recapitulación por ambas partes y de fijar los siguientes pasos en el proceso de selección.

 

Si eres capaz de aplicar todo lo que te hemos contado, tendrás muchas más posibilidades a la hora de hacer una entrevista de trabajo ¡Manos a la obra!

 

SOBRE EL AUTOR. Juan Torroba es Licenciado en Administración y Dirección de empresas por CUNEF (Universidad Complutense). Trabajó en finanzas y consultoría en firmas como Self Trade ( Société Générale) y KPMG antes de iniciar su carrera como Headhunter. En el mundo del Headhunting trabajó en Michael Page para después fundar ATB Partners y Acheron Partners. Es director de beWanted Search. Habla Inglés, Francés y Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *