Fomenta la conciliación…¡y aumentarás tu productividad!

Conciliacion_Laboral

¿Cuál es el truco definitivo para que productividad, éxito y empresa vayan de la mano? Toma nota

Todos hemos oído hablar alguna vez de los beneficios de favorecer la conciliación laboral en las empresas. Y no lo decimos nosotros, lo dicen estadísticas como las que ha aportado el Barómetro de Conciliación Edenred-IESE. Según estas cifras, aquellas empresas que favorecen la conciliación de sus empleados aumentan la productividad hasta en un 19%. Ahí es nada. Pero no queda aquí la cosa. Aquellas otras compañías que no favorecen las necesidades extra laborales de sus empleados, disminuyen su rendimiento hasta en un 23%. Casi nada.

 

¿Cómo fomentamos la conciliación desde beWanted?

En primer lugar, muchas de las invitaciones que enviamos a nuestros candidatos son a media jornada, dejándoles así un tiempo valiosísimo para que lleven a cabo sus otros quehaceres… ¡Que no todo es trabajar!

Al final, como todo en la vida, el éxito suele estar en el término medio. ¿Va a ser productivo para una empresa un empleado que dedica jornadas de 12 horas diarias sentado delante de un ordenador?

Por otra parte, sabemos que si una empresa es capaz de cuidar a sus empleados, está demostrado que también cuida a sus clientes… Y llegados a este punto, ¿Hay algo más rentable que un cliente satisfecho?

 

Aquí van dos tips sobre los beneficios de favorecer la conciliación en el trabajo:

  • Aumento de la productividad: ¿Qué necesita hoy la ]generación Z? Motivaciones. Cuando un reto, un desafío le gusta, le “pone”, saca lo mejor de sí. Los Z dan su mejor versión y llegan a alcanzar metas que serían impensables sin ningún tipo de aspiraciones. No les pongas techo. Con esta visión conseguirás que tus empleados más jóvenes respondan a la perfección y, por tanto, consigan un aumento de la productividad.
  • Mayor implicación, fidelidad y estabilidad de los trabajadores: Es muy común escuchar eso de “me he terminado quemando”, o “no aguanto más a mi jefe”. Cuando abogamos por la conciliación en la vida de los trabajadores de la empresa, conseguimos ponerle las cosas más fáciles a nuestro equipo. La finalidad de todo, al fin y al cabo, es conseguir que se despierten por las mañanas con ganas de comerse el mundo.

 

Y por último… ¿Has oído hablar de la regla del 8-8-8?

Aquí va la fórmula mágica: 8 horas de descanso, 8 de trabajo y 8 para el tiempo personal. Consiguiendo esto, habremos dado un paso de gigante para conseguir sacar el mayor partido posible tanto a nuestro día a día como al de nuestros jóvenes empleados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *