El drama del carnet de conducir

No os engañéis. Sacarse el carnet de conducir es la mayor presión social que existe y no os queréis dar cuenta. Yo no me creo que haya gente a la que le guste conducir. O sea, me niego a pensar que haya gente a la que le guste someterse a una situación de estrés constante porque está casi todo fuera de su área de influencia. Pero vale, mirad, como buena postmoderna voy a sucumbir a esta presión social y lo voy a aceptar. Eso sí, os expongo algunas de mis inquietudes:

  • ¿Por qué nadie hace en la carretera lo mismo que pone en el libro de la autoescuela?

Eso me crea mucha impotencia porque estoy en la autoescuela haciendo test, respondo en base a mi experiencia y resulta que está mal. Es el momento en el que te das cuenta que no es tan fácil, porque ya no distingues el bien del mal.

  • ¿Por qué los test de la DGT le tienen tantísima manía a los jóvenes?

Más o menos 3/30 preguntas por cada test pone A PARIR a los jóvenes. Y no es por nada, pero esos jóvenes se acaban de sacar el carnet y cometiendo errores en los test por las cosas mal hechas que han visto en carretera… ¿sabes? A lo mejor no es problema de los jóvenes.

  • ¿Qué me importa a mi la distancia mínima de seguridad que tengo que tener con una bicicleta en una carretera convencional si estoy conduciendo un vehículo de MMA de 3.500kg?

Si cuando esté conduciendo, como máximo iré con un Seat León de 5º mano heredado de mi primo mayor e intentado que nadie me mate.

No sé… me gustaría saber más qué tengo que hacer cuando todo el mundo va por la izquierda sin intención de adelantar o cosas más cotidianas, ¡¡llámame loca!!

  • ¿Y si suspendo el examen teórico?

Todos tenemos a esa persona que conoce a otra persona que suspendió el teórico y te lo cuenta como si fuese el mayor looser de la historia… ¿y si suspendo yo también? Aquí sí que te doy una respuesta, la que me sirvió también cuando me preguntaba esto en selectividad: tú piensa la cantidad de gente idiota que tiene el carnet… ellos se lo han sacado, ¿cómo no te lo vas a sacar tú? DE NADA.

  • La gente al volante se transforma

A mi me gusta como soy, me gusta ser feliz… y la gente al volante se transforma. Yo no quiero convertirme en Chucky, ¿vale? Si a veces me da vergüenza hasta pedir la cuenta en un restaurante, ¿cómo me voy a poner yo a gritar a un desconocido de un coche a otro por carretera?

  • Si me he movido toda mi vida en transporte público, ¿por qué ahora es imprescindible que me mueva en coche?

Que la carretera está muy petada de gente, ¿no os habéis fijado en el tema de los ATASCAZOS DIARIOS? Digo yo, que en lugar de fomentar que todo quisqui se saque el carnet, lo mismo hay que hacer es fomentar otro tipo de transporte, ¿no?

Tengo muchas, MUCHAS, más preguntas e inquietudes sobre el tema, pero tampoco quiero influiros demasiado. Que seré yo quien os meta la idea en la cabeza de no petar la ciudad, de cuidar la contaminación, de vivir con menos estrés, de gastaros menos dinero al mes… no no, no seré yo esa persona.

¡¡Ánimo con el carnet!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *