Cinco características infalibles de un emprendedor

CARACTERISTICAS-EMPRENDEDOR

Mucho se habla sobre el emprendimiento y sobre la necesidad de buscar nuevas soluciones a problemas y situaciones del día a día, no solo por las nuevas herramientas y tecnologías que cambian por completo el paradigma, sino también por la importancia de reinventarse para poder sobrevivir en un mundo cada vez más competitivo. Te habrás podido preguntar en muchas ocasiones lo que realmente implica ser un emprendedor. Por eso queremos darte una pincelada de las características que tiene que tener toda persona que empiece un proyecto nuevo (de la índole que sea) o mínimo, querer darle una vuelta a lo que siempre se ha hecho de la misma forma y ya no da resultados.

  1. Paciencia

    El emprendimiento no deja de ser como una montaña rusa de emociones y estados de ánimo. Un día crees que tu idea es la bomba y al día siguiente te das cuenta que sigue siendo la bomba (o no), pero que no es tan fácil sacarla adelante. Tal vez al día siguiente lo vuelves a ver todo clarísimo. Es indispensable entender el emprendimiento como un proceso de aprendizaje que no tiene fecha de caducidad. Es por eso que también es necesario tener paciencia; para sacar lecciones de los fallos y obstáculos y para seguir adelante. La paciencia te acompañará a lo largo del proceso y es algo que no puede faltar a la hora de emprender.

  2. Capacidad de arriesgar

    Emprender significa hacer cosas que nunca hemos hecho para obtener nuevos y mejores resultados. Esto implica tener que dejar algunas cosas de lado para probar otras nuevas; lo que se traduce a arriesgar. Es conocida la frase que dice que “la vida empieza al final de tu zona de confort”, y esto es exactamente lo que experimentas en el emprendimiento. Cuando hablamos de arriesgar, hablamos de riesgos medidos y previamente meditados, pero arriesgar.

  3. Visión

    Cuando empezamos un proyecto tenemos que hacernos preguntas clave como: ¿Dónde estoy? ¿A dónde quiero ir? ¿Cómo puedo llegar ahí? No podemos emprender en una nueva aventura sin rumbo y sin saber a dónde queremos ir y sin fijarnos unos objetivos claros, e importante, medibles. Es importante tener visión para conocer a la perfección los pasos que estamos dando y los que nos queda por dar.

  4. Organización

    Esta característica es probablemente la que debería de traer un emprendedor ya intrínsecamente. Empezar un proyecto nuevo requiere de un sinfín de tareas y acciones, y la mejor manera de sacarlas todas adelante y a tiempo es siendo organizado. Reuniones, fechas de entregas, fases del proyecto, todo tiene que estar organizado. La mejor forma de organizarse la encuentra cada uno en el camino. Lo que es indiscutible es que la organización es una de las mejores y herramientas más útiles con las que un emprendedor debe trabajar.

  5. Pasión

    Como última característica, y no por eso menos importante, un emprendedor debe tener pasión. Pasión por el proyecto que empiece, pero también pasión por sacarlo adelante, pasión por su propio trabajo y sobre todo, pasión por el proceso. No cabe duda que una persona siempre trabaja y obtiene mejores resultados cuando está motivada. ¡Pues mejor todavía si le agregamos pasión!

Como te habrás podido dar cuenta, estas son características que todos podemos trabajar por desarrollar y mejorar. Es importante tener ideas interesantes, pero es más importante saber bajarlas a la tierra y sacarlas adelante. Como hemos dicho, es indispensable entender el emprendimiento como un proceso que tiene fecha de inicio pero que la fecha de fin nunca es tan clara. Si te consideras una persona movida con inquietudes y te atrae el mundo del emprendimiento, desde beWanted podemos ayudarte. Hay muchas startups y empresas que buscan a jóvenes con estas características. ¿Qué esperas para registrarte y completar tu perfil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *