Causa buena impresión en tu entrevista por Skype

ENTREVISTA-SKYPE

Las entrevistas de trabajo virtuales son cada vez más y más frecuentes, y ahora que muchos de nosotros volvemos a casa por Navidad, ¡más! Hoy queremos darte unos consejos para que causes buena impresión en tu entrevista por Skype.

Ten en cuenta que la entrevista por Skype es más “fría” que una entrevista presencial: no hay contacto en el saludo, no hay momentos de espera ni pausas, estás ahí para lo que estás y no te van a ofrecer un café o un vaso de agua.

Estamos acostumbrados a utilizar Skype como una herramienta para estar en contacto con la familia, los amigos, la gente a la que no podemos tener cerca, pero con la que tenemos una relación muy estrecha. Por eso se hace un poco raro utilizar esta herramienta como un medio profesional, pero ¡hay que adaptarse!

Nuestro consejo en este sentido es que intentes ser natural y cercano, para evitar la frialdad de la videollamada, pero sin pasarte de familiar. Evidentemente, no conoces a tu entrevistador y este va a evaluar tu candidatura para un puesto, ¡no lo olvides! Fundamental: saluda, sonríe y muéstrate amable.

Igual que en una entrevista presencial, el entrevistador se va a fijar en tu lenguaje corporal -en la medida de lo posible-, en la ropa que has elegido para presentarte a la empresa. No debes descuidar este tema sólo porque no tengas que desplazarte. Péinate, vístete adecuadamente y controla tu postura y tus gestos. No mires al infinito, mira a la persona con la que estás hablando y evita los silencios.

Ten en cuenta todas las cosas que influyen en una videollamada: la luz, el fondo, los ruidos, tu conexión, el tono de voz… Intenta colocarte en un lugar donde no te vayan a molestar y se te vaya a escuchar bien, no hables bajito. Tener en cuenta estos factores hará que tu entrevistador se de cuenta de tu grado de interés.

Aunque puede parecer que la entrevista por Skype tiene que ser más rápida que una presencial, ¡no es así! Tómate tu tiempo para contestar a lo que te preguntan, cuenta todo lo que creas que es relevante para apoyar tu candidatura y… ¡Pregunta! No olvides despejar todas las dudas que tengas acerca del puesto, la empresa, el proceso de selección… Así te ahorrarás futuras sorpresas y demostrarás que estas realmente interesado en lo que te proponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *