Año nuevo, vida nueva: ¿quieres cambiar tu rumbo profesional?

RUMBO-PROFESIONAL

“Cuando un hombre camina en dirección a su destino, se ve forzado muchas veces a cambiar su rumbo”, Paulo Coelho

Estas palabras van dedicadas a todos aquellos que cuando apenas quedan 6 días para la entrada de 2018 sufren con angustia las bromas de “hasta el año que viene…”. Unimos nuestros deseos de alegría a los que padecen los petarditos y los que escuchan a ese innombrable que siempre añade “y mañana Navidad!” al comentario de que hoy es Nochebuena. Os entendemos, sufrimos con vosotros y os mandamos un cariñoso saludo.

Bien, volvamos al título del texto: año, vida y rumbo nuevo ¿es posible? Sí, lo es.

Lo primero de todo es ser consciente de que algo no funciona, que las cosas están raras en el curro y que la chispa se ha apagado. Quizá no se han cumplido tus ideas cuando entraste y ese cambio de jefe a última hora no te sentó muy bien. Además, los proyectos que llegan en 2018 no encajan muy bien con tus intenciones profesionales y la verdad es que no quieres desviarte de lo que a ti te gusta. Este cúmulo de sensaciones te llevan persiguiendo unos días y tú sabes en el fondo que lo que necesitas es un cambio de rumbo. Por ello, saber qué te está pasando te guiará en las decisiones que tomes.

Te planteas un cambio: ¿sabes cómo afrontarlo? El mejor consejo de todo es que leas el blog de beWanted, que tenemos ideas a tutiplen, pero si no te da la vida para echarle de veza en cuando un ojo, nosotros creemos que lo mejor es que hagas un pequeño plan:

  • Muy clave saber lo que no quieres. Quizá el ambiente de multinacional no te ha convencido o el tipo de clientes que has tenido no te ha gustado. Puede que pienses que un ambiente senior no era tan bueno para aprender o simplemente quieres otro tipo de condiciones para trabajar a gusto.
  • Fundamental también ponerse objetivos tanto de mercado, de sector, de empresa… Filtra por empresas si caer en una selección muy exclusiva, pero redefine tu búsqueda. Una vez sepas lo que quieres toca hacer una lista y localizar contactos en todas ellas.
  • Tras personalizar así tu búsqueda, especifica tus solicitudes en cada uno de los sitios en los que quieres trabajar. Si te llaman desde la empresa X, prepara el discurso X; si es la compañía Y la que te ha contactado, trabaja en la entrevista Y. ¡Personaliza tu búsqueda!

Cambiar de rumbo profesional con una edad joven no supone un gran problema. Por lo general no tenemos que responsabilizarnos de grandes cargas económicas e intentar estar a gusto en el trabajo será más sencillo por no tener ataduras muy grandes. Esto tampoco significa ir de flor en flor, sino ser profesional e intentar desarrollar un buen trabajo allí donde estés. Porque recuerda, lo difícil no es encontrar trabajo, sino uno que encaje contigo y en el que tanto empresa como tú podáis crecer.

Te deseamos un gran 2018 y unas prósperas prácticas. ¡A lo largo del año que entra desde beWanted seguiremos a tu lado dándote un gran apoyo profesional!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *